Conversaciones Financieras con tu Hijo ¡Lo que debes inculcarle!

Conversaciones Financieras
Conversaciones Financieras con tu hijo

Cuando se trata de cómo enseñar a tus hijos sobre el dinero, es difícil abordar el tema. Es desafortunado porque los expertos dicen que es importante tocar el tema del dinero con los niños a una edad temprana, pero es interesante (y preocupante) saber que los padres se sienten más cómodos al hablar sobre las drogas y el hábito de fumar, etc. Que de las finanzas familiares o las inversiones.

Entonces, ¿cómo abordar el tema financiero?

Por ello, aquí te mostraré algunas conversaciones financieras muy importantes que debes tener con tu hijo para iniciar la educación financiera a temprana edad. Esto, por supuesto, le ayudará en un futuro a saber controlar sus finanzas personales y también a evitar deudas o ser parte de las incomodas centrales de riesgo en Colombia.

1. Las personas ganan dinero en sus trabajos

Enseñar a los niños la importancia del trabajo duro es un tema muy importante. Se trata de criar niños que entienden que el dinero no crece en los árboles. Sabrás que tu hijo está listo para aprender lo que significa tener un trabajo cuando empiece a pedir dinero para comprar cosas que en realidad no necesite y que son más un lujo que una necesidad.  

  • El mejor enfoque: platícale cómo elegiste tu profesión, qué haces en tu trabajo y luego pregúntale qué le gustaría ser cuando sea mayor. Considera también pagarle a tu hijo dinero extra, más allá de su asignación para las tareas que realice relacionadas con esa carrera. Por ejemplo, si quiere ser veterinaria, ponlo (a) a cargo de sacar a pasear, bañar y alimentar al perro y darle un incentivo por esas tareas.

Necesitas un presupuesto si quieres comprar cosas

Una de las conversaciones financieras más populares es que muchos padres se olvidan de explicar a sus hijos qué se supone que deben hacer con el dinero una vez que se lo hayan ganado. Cuando eres un niño y te dan una suma de dinero, si nadie te enseña qué hacer con él, crecerás pensando que todo está destinado a ser gastado. ¡Y no, no es así!

  • Mejor enfoque: los niños de tan solo tres años pueden comenzar a recibir un subsidio, y con ese subsidio surge la idea de presupuestar y ahorrar. Este presupuesto se puede dividir en cuatro frascos transparentes (recuerda que el aspecto visual es importante para los niños), y sentarse en el día de la asignación con los frascos para repartir el dinero en un 10% para caridad, 30% dinero rápido, 30% para ahorros y 30% para ahorros a largo plazo.
  • Por ejemplo: Cuando estés en la tienda, haz que tu hijo señale los artículos que quiere, y coméntale que para las cosas menos costosas puede pagarlas con el dinero rápido, pero para las más caras, como una bicicleta o vídeo-juegos, tendrá que ahorrar para ellos usando sus ahorros a largo plazo.

Dar es muy importante

Si tu hijo tiene frascos de subsidio, sabrás que parte de su dinero debe destinarse a la caridad. Ahora solo tienes que elegir la organización benéfica y convertirla en un hábito. Una de las conversaciones financieras que mayor valor tienen a nivel personal.

  • Mejor enfoque: retribuir es una parte importante de la vida, pero el concepto puede tardar un poco en acostumbrar a los niños pequeños. La forma más fácil de ayudar a tu hijo a entender por qué es tan importante es involucrarlo primero de manera que pueda ver cómo está haciendo una diferencia, por ejemplo, hacerlo parte de la tarea de clasificar la ropa para las personas sin hogar.  Hablar sobre caridad es una conversación financiera que sin duda logra fomentar buenos hábitos financieros y es el principio de fomentar adultos conscientes y caritativos.

Por sencillas que parezcan, estas conversaciones financieras son importantes para fomentar hábitos sobre el dinero y ahorro a tus hijos desde una temprana edad, además estarás formando adultos responsables y conscientes de sus finanzas personales. El dinero y la familia son elementos que deben ser un trabajo en equipo.

Aprende a manejar tu Presupuesto Familiar

Cómo manejar un Presupuesto Familiar
Organizar y seguir un Presupuesto Familiar

Cuidar a una familia es bastante difícil, pero administrar las finanzas puede parecer casi imposible. No solo quieres darles todo lo que puedas, sino que también quieres hacerlo todo sin quebrar tus finanzas. Descubre las formas de crear y administrar un presupuesto familiar que puede cumplir y brindar a tu familia lo que necesita.

Seguimiento de sus hábitos de gasto

Hay varios programas gratuitos en línea para hacer un seguimiento de cómo gastar actualmente tu dinero. El Internet puede ser nuestro mejor aliado para estas situaciones, actualmente hay plantillas que puedes descargar para crear, organizar y controlar tu presupuesto familiar y personal.  Tener fuerza de voluntad es clave para lograr mejorar la salud de tus finanzas.

Establecer un presupuesto realista

Los presupuestos pueden ser complicados, así que configura uno con el que puedas sentirte cómodo. Obtén tu nuevo conocimiento del seguimiento de tus hábitos de gasto y planifica categorías de gastos tales como alquiler, hipoteca, servicios públicos, entretenimiento y comestibles. Busca áreas donde crees que podrías recortar para aumentar la cantidad de dinero que se invierte en inversiones y/o ahorros. No olvides destinar un poco de tu presupuesto para pagar esas deudas fuera de control que te siguen y no te dejan tranquilo.

Piensa a corto y largo plazo

La planificación semanal o mensual es necesaria. Sin embargo, la planificación anticipada para emergencias, pagos iniciales para automóviles, mejoras en tu hogar, etc. son absolutamente esenciales. Considera la posibilidad de dividir tus cheques de pago en varias cuentas para asegurarte de que estás guardando dinero a largo plazo.Esta aspecto, sin duda logrará que organices muy bien tu presupuesto familiar y personal.

Poner a toda la familia a bordo

Ser el ejecutor de un presupuesto familiar es un trabajo difícil, especialmente cuando se trata de cosas como salir a comer. Puede ser fácil pasar por un restaurante de comida rápida cuando estás cansado y los niños tienen hambre. En cambio, si les das la opción de ayudarles a elegir el menú para las cenas puede ayudar a fometar la participación en la toma de decisiones.

Pasa tiempo reevaluando tu presupuesto

Los presupuestos cambian a medida que cambian las necesidades de tu familia. Prepárate para hacer ajustes a tu presupuesto después de varios meses de intentarlo. Si notas, por ejemplo, que no estás gastando tanto en comestibles como pensabas, redirige parte de ese dinero a un área donde podrías usar mejor ese dinero. Es importante saber que el presupuesto familiar es una tarea que requiere tiempo, esfuerzo y una gran capacidad de planificación.

Busca formas de hacer un poco de dinero extra

Pon unos cuentos pesos más en tu bolsillo, al encontrar formas innovadoras de ganar dinero de manera adicional por ende mejorarás tu presupuesto familiar. Actualmente el Internet nos brinda muchas oportunidades para lograr tener un ingreso extra. Por ejemplo, hay programas que te permiten ganar puntos al ver vídeos, completar encuestas y realizar exámenes. Luego, puedes intercambiar esos puntos para obtener tarjetas de regalo en algunos artículos.

Ver el gasto en tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito tienen sus beneficios, pero muchas personas se meten en problemas cuando crean compras con dinero que no tienen que gastar. Si usas una tarjeta de crédito para obtener las recompensas, asegúrate de pagar el saldo al final del mes. Dejar un saldo puede acumular intereses y cargos financieros que te harán gastar más por un artículo de lo que realmente valía.

Utiliza las listas al comprar

 Una de las mejores maneras de ajustarse a un presupuesto familiar es mediante el uso de listas. Antes de que incluso camines por la puerta de la tienda, escribe qué es lo que vas a comprar. Lleva la lista contigo y solo compra esos artículos. Pon en práctica todos o solo algunos de estos consejos para ayudar a controlar el presupuesto familiar. Aunque el seguimiento de tus finanzas familiares puede ser agotador, las recompensas bien valdrán la pena.

El dinero y la familia: Creando buenos hábitos financieros

Hábitos financieros en familia
Hábitos financieros para la familia

En los últimos se han realizado estudios que nos explican que ayudar a los niños a aprender a usar sus finanzas y crear hábitos financieros es más importante que nunca. Las generaciones anteriores podrían contar con pensiones y prestaciones de seguridad social para mantenerlas después de la jubilación. Ahora, los individuos deben comenzar a planificar y ahorrar para la jubilación con décadas de anticipación.

Para empeorar las cosas, el dinero se ha convertido en una idea aún más abstracta. Las tarjetas de crédito y débito han reemplazado a los billetes y monedas, lo que dificulta que los niños comprendan el concepto de pagar por bienes y servicios. Pero ¿cómo lograr inculcar hábitos financieros a nuestros pequeños.? Descúbrelo aquí.

Diálogo abierto

Con un poco de planificación, puedes hablar con tus hijos sobre el dinero de maneras saludables y útiles.Es posible que desees evitar la palabra “presupuesto”, ya que hace que la gente piense en recortar. En su lugar, siéntate junto a tu familia para desarrollar un plan de gastos familiares. Al centrarse en qué gastos son importantes para la tu hogar, naturalmente encontrarás formas de reducir los artículos que menos necesites.

Mantén tus metas al frente y al centro.

Considera hacer un collage o un tablero de anuncios para representar los objetivos financieros de tu familia. Un recordatorio diario de las vacaciones para las que estás ahorrando o de la casa que te gustaría comprar, ayuda a los niños y adultos a evitar que los objetivos generales se pierdan en el día a día. Los hábitos financieros se forman haciendo pequeños cambios.

Ahorrar juntos, gastar juntos.

Cuando decides ahorrar para algo en familia, como una computadora nueva o un viaje a un parque temático, muéstrales a los niños cómo se ve realmente ahorrar dinero. Obtén un frasco grande y cada semana agrega dinero en dicho frasco para que los niños puedan ver cómo crecen los ahorros. Cuando hayas guardado lo suficiente, compara para ayudar a los niños a aprender cómo encontrar el mejor valor por su dinero.

Elige tus palabras con cuidado

Los padres a menudo se encuentran diciendo: “No podemos pagarlo“. Pero eso puede enviar un mensaje confuso a los niños. Algunos pueden preocuparse de que su familia no tenga suficiente dinero para sus necesidades. Pero a menudo, saben que no estás siendo completamente honesto; técnicamente, es probable que puedas pagar ese artículo. En su lugar, intenta decir: “No es así como elegimos gastar nuestro dinero“. Esto ayuda a los niños a pensar y valorar el dinero. También puedes decir: “No podemos comprarlo ahora o decirle que puede incluirlo en su lista de deseos de cumpleaños. Eso ayuda a los niños a aprender a retrasar la gratificación y planificar sus gastos. Dos piezas importantes de la salud financiera.

Usar el subsidio como herramienta

Los expertos recomiendan otorgarles a los niños un subsidio como una forma de que puedan aprender financieramente. Ojo, no ligues esta situación a la asignación de las tareas domésticas. Eso puede ser contraproducente cuando los niños esperan que les paguen por todo lo que hacen para contribuir a la familia. Muchos expertos financieros recomiendan obtener (o hacer) una alcancía que se divide en secciones. Cada vez que el niño recibe un subsidio, debe poner una porción predeterminada en cada sección:

  • Gasto: Los niños pueden gastar libremente de esta sección.
  • Ahorro: los niños pueden establecer un objetivo de gasto y ahorrar para alcanzar ese objetivo.
  • Donación: Al reservar algo de dinero para donar, los niños aprenden el valor de la caridad.
  • Invertir: ayudar a los niños a aprender a ahorrar para el futuro. Una vez que haya ahorrado suficiente dinero en esta sección, puede ayudar a su hijo a abrir una cuenta de inversión.

Buscar ayuda profesional

Si deseas ayuda para controlar el estrés y el comportamiento financiero de tu familia, considera hablar con un experto. Algunos planificadores financieros certificados brindan educación financiera, y algunos también trabajan con terapeutas financieros. Muchos psicólogos, incluidos los terapeutas familiares, tienen experiencia en ayudar a los clientes con asuntos relacionados con el dinero.

Estos hábitos financieros sin duda crearan buenos cimientos en tus hijos acerca del dinero. Además, en un futuro evitarás que caigan en deudas y se estresen por buscar una solución para resolver deudas impagables. Recuerda que los hábitos financieros no se construyen de la noche a la mañana, se necesita paciencia y tacto para lograrlo sobre todo cuando se trata de niños.

Consejos para Administrar las Finanzas Familiares

Image

Cómo administrar las finanzas familiares
Administra las finanzas familiares

Las finanzas familiares deberían ser un tema que involucre a todos los miembros de la familia con el objetivo de cuidar y distribuir mejor el ingreso y egreso de la casa. Además, saber administrar las finanzas logrará evitar el estrés por dinero. A continuación, algunos consejos básicos pero claves para lograr la estabilidad.

GASTA MENOS DE LO QUE GANAS

Para nadie es un secreto que para avanzar financieramente debes gastar menos de lo que ganas. Con la llegada de las tarjetas de crédito, líneas de crédito y préstamos de tiendas sin intereses, nunca había sido tan fácil gastar el dinero que aún no has ganado. En lo personal, me considero fanática de gastar únicamente de lo que dispones y no dejarse llevar por la publicidad y ofertas asombrosas que suelen afectar a a mi bolsillo. Este consejo sin duda es clave para unas finanzas familiares saludables.

¡CONOCE TUS NÚMEROS!

No puedes manejar lo que no mides. Para establecer el punto 1, necesitas saber lo que realmente estás gastando. Muy pocas personas pueden decir con confianza cuánto están gastando en comestibles, bebidas o entretenimiento en general. Usar una hoja de cálculo o una de las muchas Apps sobre finanzas para comenzar a medir tus gastos puede ser una gran alternativa. Pruébalo durante un mes para controlar lo que estás gastando. ¡Puede que te sorprendas con los resultados!

DETERMINACIÓN

Cuando te enfrentes a una decisión sobre un artículo de alto costo, es prudente darse tiempo y espacio para pensar. A menudo nos inclinamos a gastar más cuando estamos emocionados. Eliminar la emoción y pensar con la cabeza clara te da la oportunidad de considerar si realmente necesitas el artículo que estás comprando. Entonces, la próxima vez que estés a punto de comprar ese auto nuevo, un vestido caro o una sala de estar, ¡Tómate una noche para determinar y pensarlo muy bien! Esto porque esta decisión afectará de manera directa a tus finanzas familiares.

NO COMPRES COSAS QUE NO PUEDAS PAGAR.

Si la única forma de comprar un artículo es mediante una tarjeta de crédito o una oferta sin intereses, es probable que esa sea una buena señal de que no puedes pagarla. Las ofertas sin intereses solo retrasan el dolor. Es mejor hacerle a la antigüita, es decir, esperar hasta que hayas guardado la cantidad requerida para realizar la compra y de esta manera tus finanzas no se verán afectadas.

CUIDADO CON LA INFIDELIDAD FINANCIERA

El principio de “no preguntes, no digas” no es un buen enfoque para seguir cuando se trata de gastar dinero y manejar las finanzas familiares. Es probable que no sea la mejor manera de fomentar la confianza en una relación. Mantener a tu pareja en la oscuridad con respecto a ese costoso par de zapatos o no contarle a tu esposa de determinada transacción, son las primeras señales de una infidelidad financiera. La mejor manera de saber cómo manejar el dinero en pareja, es fomentar la confianza mutua y la toma de decisiones en común por el bien de sus bolsillos.

Estos hábitos por sencillos que parezcan pueden lograr una gran diferencia por el hecho de que logran incitarte a dar el primer paso para unas finanzas familiares saludables, después te darán la motivación de querer seguir mejorando por el bien de la familia.

Educación Financiera para Niños

Image

Niños y educación financiera
Niños y Educación financiera

Hoy se celebra el día de la niñez en Colombia, y aprovecho para tocar un tema muy importante: la educación financiera para niños, un concepto que si es enseñado desde edad temprana, preparará a nuestros hijos para saber tomar decisiones sobre sus futuras finanzas personales

Un paso a la vez…

La educación financiera para niños no tiene que estar ligada con que los pequeños tengan que aprender números y términos complicados, ¡para nada! Se refiere más a un tema de hacerle notar a nuestros niños que están en contacto con las finanzas en distintos escenarios.

Desde el hogar

No tengo dudas de que los valores y la educación en todos los ámbitos se forja principalmente en el hogar. Además, no es una sorpresa que desde la infancia se comienzan a cultivar formas de ser y de pensar que determinan la relación de las personas con su entorno, por lo tanto, es recomendable comenzar a inculcar hábitos financieros desde pequeños.  Por otro lado, recordemos que muchas veces los peques toman actitudes de los adultos que los rodean (padres o hermanos) entonces la forma en que los miembros de la familia manejan dinero del hogar será un factor que repercutirá en la educación financiera para niños.

En el colegio

En el colegio simplemente refuerzan lo aprendido en casa: valores y educación principalmente. Hablando de temas financieros definitivamente en los colegios colombianos ya deberían enseñar educación financiera para niños a través de actividades como la compra de productos en el recreo, en los festivales, etc. Eso sí, impartir este tipo de clases no sin olvidar que son niños y como tal se debe de tratar con mucha creatividad el tema para que el escenario no se torne aburrido. Existen muchos desafíos al integrar programas de educación financiera en los colegios, sin embargo, el camino más efectivo para lograr mejorar es que entre más temprano inicie el proceso educativo en temas financieros y económicos, más fácil será inculcar buenos hábitos entre los peques y chavos de Colombia.

Medios de comunicación

Los medios de comunicación son un factor importante para la educación financiera de niños y también de los jóvenes, también lo son las redes sociales que actualmente tienen demasiada influencia en los jóvenes. Debido al alcance y amplio contenido, son herramientas de gran utilidad que deberíamos aprovechar para exponer de forma muy creativa el tema de las finanzas, economía y ahorro entre los niños y jóvenes. ¡Unidos para lograr un bienestar financiero!

Pero ¿cómo involucrar a los niños en Educación Financiera?

¡Es más sencillo de lo que parece! Lo que podrías hacer es comenzar mostrándole conceptos muy básicos como “qué es el ahorro y para qué puede servirle”. Por otra parte, también es importante (demasiado), darle un buen ejemplo a tu hijo sobre el tema financiero, por ejemplo: no teniendo deudas, no pidiendo prestado todo el tiempo o no despilfarrar el dinero, definitivamente predicar con el ejemplo es clave de la educación financiera para niños.

Está claro que las finanzas no son un tema sencillo de llevar como adulto y por ende se complica más al tratar de inculcarlo en tus pequeños, pero no imposible. Comienza con temas básicos como enseñar a tus hijos la importancia del dinero y cuánto cuesta ganarlo.