Conoce qué es un monopolio y cómo funciona

Un monopolio se refiere a cuando una empresa y sus ofertas de productos dominan un sector o industria. Los monopolios pueden considerarse un resultado extremo del capitalismo de libre mercado.

Dicho lo anterior en el sentido de que, a falta de restricciones, una sola empresa o grupo se vuelve lo suficientemente grande como para poseer todo o casi todo el mercado. Hablando en concreto de bienes, suministros, productos, infraestructura y activos, para un tipo particular de producto o servicio.

El término monopolio se usa a menudo para describir una entidad que tiene control total o casi total de un mercado.

Comprendiendo lo que es un monopolio

Los monopolios suelen tener una ventaja injusta sobre su competencia, ya que son el único proveedor de un producto. O controlan la mayor parte de la cuota de mercado o los clientes de su producto. Aunque los monopolios pueden diferir de una industria a otra, tienden a compartir características similares que a continuación.

  • Barreras de entrada altas o nulas: Los competidores no pueden ingresar al mercado, y el monopolio puede evitar fácilmente que la competencia se establezca en una industria mediante la adquisición de la competencia.
  • Vendedor único: Solo hay un vendedor en el mercado, lo que significa que la empresa se convierte en la misma que la industria a la que sirve.
  • Creador de precios: La compañía que opera el monopolio decide el precio del producto que venderá sin competencia, manteniendo sus precios bajo control. Como resultado, los monopolios pueden aumentar los precios a voluntad.
  • Economías de escala: Un monopolio a menudo puede producir a un costo menor que las empresas más pequeñas. Los monopolios pueden comprar grandes cantidades de inventario. Por ejemplo, generalmente un descuento por volumen. Como resultado, un monopolio puede bajar sus precios tanto que los competidores más pequeños no pueden sobrevivir. Esencialmente, los monopolios pueden participar en guerras de precios debido a la escala de sus redes de fabricación y distribución, como el almacenamiento y el envío, que pueden realizarse a costos más bajos que cualquiera de los competidores en la industria.

Monopolios naturales

Pueden existir cuando hay barreras altas de entrada. Una empresa tiene una patente sobre sus productos, o los gobiernos le permiten proporcionar servicios esenciales.

Un monopolio natural es cuando una empresa se consolida debido a los altos costos fijos o iniciales en una industria. Además, pueden surgir en industrias que requieren materias primas únicas, tecnología o es una industria especializada donde solo una compañía puede satisfacer las necesidades.

También se da en las empresas que tienen patentes sobre sus productos, lo que impide que la competencia desarrolle el mismo producto en un campo específico. Las patentes le permiten a la compañía obtener ganancias durante varios años sin temor a la competencia para ayudar a recuperar los costos de inversión. El costo de la puesta en marcha, investigación y desarrollo también es costoso.

A las compañías farmacéuticas a menudo se les permiten patentes y un monopolio natural para promover la innovación y la investigación.

Monopolios puros

Una empresa dentro de esta categoría significa que es el único vendedor en un mercado sin otros sustitutos cercanos. Durante muchos años, Microsoft Corporation tuvo el monopolio del software y los sistemas operativos.

Existen otros tantos monopolios famosos, y por ende muy poderosos. Solo por citar algunos, están el de Coca-Cola Company, en materia de bebidas, donde la marca está presente en más de 200 países.

Otra empresa parecida es el caso de Grupo Bimbo, cuyo giro es el pan y que ha construido un emporio de alcance global. Además ha permitido que los fondos de inversión en México aumenten; se dice que su presencia se extiende por América, Europa y Asia. Así mismo, otro jugador monopólico es Walmart, una corporación multinacional presente en más de 15 países.

Competencia monopolística

Cuando hay varios vendedores en una industria, con muchos sustitutos similares para los bienes que se producen y las empresas retienen algo de poder en el mercado, se conoce como competencia monopolística.

En este escenario, una industria tiene muchas empresas que ofrecen productos o servicios similares, pero sus ofertas no son sustitutos perfectos. En algunos casos, esto puede conducir a duopolios.

Dentro de la industria monopolística competitiva, las barreras de entrada y salida son generalmente bajas, y las empresas intentan diferenciarse mediante recortes de precios y esfuerzos de marketing.

Sin embargo, dado que los productos ofrecidos son muy similares entre los diferentes competidores, es difícil para los consumidores saber qué producto es mejor. Algunos ejemplos de competencia monopolística incluyen tiendas minoristas, restaurantes y salones de belleza.