Conoce qué es un fondo equilibrado

Un fondo equilibrado es un fondo mutuo que contiene un componente de acciones, un componente de bonos y, a veces, un componente del mercado monetario en una sola cartera.

En general, estos fondos se adhieren a una combinación relativamente fija de acciones y bonos. Los fondos mutuos equilibrados tienen participaciones equilibradas entre capital y deuda, con su objetivo en algún lugar entre crecimiento e ingresos. Esto nos lleva al nombre de “fondo equilibrado”.

Los fondos mutuos equilibrados están dirigidos a inversores que buscan una combinación de seguridad, ingresos y una modesta apreciación del capital.

Ahondando sobre el fondo equilibrado

Este tipo de fondo se le puede llamar como híbrido, que son fondos de inversión caracterizados por su diversificación entre dos o más clases de activos. Los montos que el fondo invierte en cada clase de activos generalmente deben permanecer dentro de un valor mínimo y máximo establecido. Otro nombre para un fondo equilibrado es un fondo de asignación de activos.

Las carteras de fondos equilibradas no cambian materialmente su combinación de activos, a diferencia del ciclo de vida, la fecha objetivo y los fondos de asignación de activos administrados activamente que evolucionan en respuesta al apetito cambiante de riesgo-retorno y la edad o las condiciones generales del mercado de inversión.

Elementos de un portafolio de fondos equilibrados

Por lo general, los jubilados o inversores con baja tolerancia al riesgo utilizan fondos equilibrados para un crecimiento saludable e ingresos suplementarios. El componente de renta variable ayuda a prevenir la erosión del poder adquisitivo y garantiza la preservación a largo plazo de los ahorros de jubilación.

El componente de bonos de un fondo equilibrado tiene dos propósitos.

  • Creación de un flujo de ingresos.
  • Modera la volatilidad de la cartera.

Ventajas de los fondos equilibrados

Debido a que los fondos equilibrados rara vez tienen que cambiar su combinación de acciones y bonos, tienden a tener índices de gastos totales (RE) más bajos.

Además, debido a que distribuyen automáticamente el dinero de un inversionista en una variedad de tipos de acciones, minimizan el riesgo de seleccionar las acciones o sectores equivocados. Finalmente, los fondos equilibrados permiten a los inversores retirar dinero periódicamente sin alterar la asignación de activos.

Desventajas de un fondo equilibrado

En el lado negativo, el fondo controla la asignación de activos, no usted, y eso no siempre coincide con los movimientos óptimos de planificación fiscal. Por ejemplo, muchos inversores prefieren mantener los valores que generan ingresos en cuentas con ventajas impositivas y las acciones de crecimiento en las imponibles. Pero no se pueden separar los dos en un fondo equilibrado.

No puede utilizar una estrategia de escalonamiento de bonos (comprar bonos con fechas de vencimiento escalonadas) para ajustar los flujos de efectivo y el reembolso del principal de acuerdo con su situación financiera.

La asignación característica de un fondo equilibrado (por lo general, 60% de renta variable, 40% de deuda) puede no siempre adaptarse a usted. Ya que sus objetivos, necesidades o preferencias de inversión cambian con el tiempo.

Y algunos profesionales temen que los fondos equilibrados jueguen demasiado a salvo. Evitando el mercado internacional o fuera de la corriente principal y, por lo tanto, obstaculizando sus retornos.