Conoce qué es lA oferta y demanda al momento de negociar un activo

El término oferta y demanda se refiere a una cotización de precio bidireccional que indica el mejor precio potencial al que se puede vender y comprar un valor en un momento dado. El precio de oferta representa el precio máximo que un comprador está dispuesto a pagar por una acción u otro valor.

Por otro lado, el precio de venta representa el precio mínimo que un vendedor está dispuesto a tomar por ese mismo valor. Una operación o transacción ocurre después de que el comprador y el vendedor acuerdan un precio para el valor que no es mayor que la oferta ni menor que la demanda.

La diferencia entre los precios de oferta y demanda, o el diferencial, es un indicador clave de la liquidez del activo. En general, cuanto menor sea el diferencial, mejor será la liquidez.

Comprendiendo el concepto de oferta y demanda en las inversiones

El inversor medio se enfrenta al diferencial de oferta y demanda como un coste implícito de negociación. Por ejemplo, si la cotización del precio actual del valor A es de $10,50 / $10,55, el inversor X, que busca comprar A al precio de mercado actual, pagaría 10,55 dólares. Mientras que el inversor Y que desea vender A al precio de mercado actual recibiría $10,50.

Entonces, resumiendo el planteamiento, el precio de oferta se refiere al precio más alto que pagará un comprador por un valor. Esto tiene lugar en los principales mercados bursátiles de cada país. Por ejemplo, en México encontramos a la Bolsa Institucional de Valores o BIVA, mientras que en Brasil está la Bolsa de Valores de São Paulo o Bovespa.

El precio de venta se refiere al precio más bajo que aceptará un vendedor por un valor. La diferencia entre estos dos precios se conoce como spread. Cuanto menor sea el diferencial, mayor será la liquidez del valor dado.

¿Quién se beneficia del diferencial de oferta y demanda?

El diferencial de oferta y demanda funciona en beneficio del creador de mercado. Continuando con el ejemplo anterior, un creador de mercado que está cotizando un precio de $10,50 / $10,55 para el valor A indica su voluntad de comprarlo a $10,50 (el precio de oferta) y venderlo a $10,55 (el precio solicitado). El diferencial representa la ganancia del creador de mercado.

Los diferenciales de oferta y demanda pueden variar ampliamente, según el valor y el mercado. Las empresas de primera línea que constituyen el Dow Jones Industrial Average pueden tener un diferencial de oferta y demanda de solo unos pocos centavos. Mientras que una acción de pequeña capitalización que cotiza menos de 10,000 acciones al día puede tener un diferencial de oferta y demanda de 50 centavos o más.

El diferencial de oferta y demanda puede ampliarse drásticamente durante períodos de iliquidez o turbulencias del mercado. Ya que los comerciantes no estarán dispuestos a pagar un precio más allá de un cierto umbral y los vendedores pueden no estar dispuestos a aceptar precios por debajo de cierto nivel.