Conoce qué es el Forex

Si te preguntas qué es Forex y a qué se refiere este término que seguro has oído alguna vez, quédate a leer esta entrada. El cambio de divisas, más conocido como Forex o FX es simple y sencillamente el intercambio de una moneda por otra. Por ejemplo, uno puede cambiar el dólar estadounidense por el euro. Las transacciones de divisas pueden tener lugar en el mercado de divisas, también conocido como el Mercado Forex.

El mercado de divisas es el más grande y líquido del mundo, con billones de dólares cambiando de manos todos los días. No existe una ubicación centralizada, sino que el mercado de divisas es una red electrónica de bancos, corredores, instituciones y comerciantes individuales (principalmente a través de corredores o bancos). En este sentido, no intervienen las bolsas de valores, como la de Nueva York, Nasdaq, BIVA o Australian Securities Exchange. Sin importar el país, son conceptos diferentes el mercado de divisas y el mercado bursátil.

¿Cómo funciona el Forex?

El mercado determina el valor, también conocido como tipo de cambio, de la mayoría de las monedas. Las divisas pueden ser tan simples como cambiar una moneda por otra en un banco local. También puede implicar el comercio de divisas. Por ejemplo, un operador está apostando a que un banco central facilitará o endurecerá la política monetaria y que una moneda se fortalecerá frente a la otra.

Cuando se negocian divisas, se enumeran en pares, como USD/CAD, EUR/USD o USD/JPY. Estos representan el dólar estadounidense (USD) frente al dólar canadiense (CAD), el euro (EUR) frente al USD y el USD frente al yen japonés (JPY).

También habrá un precio asociado con cada par, como 1.2569. Si este precio se asoció con el par USD / CAD, significa que cuesta 1.2569 CAD comprar un USD. Si el precio aumenta a 1.3336, ahora cuesta 1.3336 CAD comprar un USD. El valor del USD ha aumentado (disminución del CAD) porque ahora cuesta más CAD comprar un USD.

En el mercado de divisas, las monedas se comercializan en lotes, llamados lotes micro, mini y estándar. Un micro lote vale mil de una moneda determinada. Un mini lote es de 10 mil y un lote estándar es de cien 100 mil.

Esto es diferente de cuando vas a un banco y quieres cambiar 450 dólares. Al operar en el mercado electrónico de divisas, las operaciones se realizan en bloques de divisas establecidos, pero puede operar tantos bloques como desee. Por ejemplo, puede intercambiar siete micro lotes (7,000) o tres mini lotes (30,000) o 75 lotes estándar (750,000).

Tamaño del mercado de divisas

El mercado de divisas es único por varias razones, principalmente por su tamaño. El volumen de negociación en el mercado de divisas es generalmente muy grande. Como ejemplo, el comercio en los mercados de divisas promedió 5,1 billones de dólares por día en abril de 2016. Según el Banco de Pagos Internacionales, que es propiedad de 60 bancos centrales y se utiliza para trabajar en responsabilidad monetaria y financiera. Los centros comerciales más grandes son Londres, Nueva York, Singapur y Tokio.

Comercio en el mercado de divisas

El mercado está abierto las 24 horas del día, cinco días a la semana en los principales centros financieros de todo el mundo. Esto significa que puede comprar o vender divisas en cualquier momento durante el día.

El mercado de divisas no es exactamente una ventanilla única. Hay una gran variedad de caminos diferentes que un inversionista puede atravesar para ejecutar operaciones de cambio. Puede pasar por diferentes distribuidores o por diferentes centros financieros que utilizan una gran cantidad de redes electrónicas.

Desde un punto de vista histórico, las divisas fueron alguna vez un concepto para gobiernos, grandes empresas y fondos de cobertura. Pero en el mundo actual, el comercio de divisas es tan fácil como hacer clic con el mouse.

La accesibilidad no es un problema, lo que significa que cualquiera puede hacerlo. De hecho, muchas empresas de inversión ofrecen la oportunidad para que las personas abran cuentas y negocien divisas cuando lo deseen.

Cuando realizas operaciones en el mercado de divisas, básicamente estás comprando o vendiendo la moneda de un país en particular. Pero no hay intercambio físico de dinero de una mano a otra. Eso es contrario a lo que sucede en un quiosco de divisas.

Piensa en un turista que visita Times Square en la ciudad de Nueva York desde Japón. Es posible que esté convirtiendo su yen (físico) en efectivo real en dólares estadounidenses (y se le puede cobrar una comisión por hacerlo) para poder gastar su dinero mientras viaja.

Pero en el mundo de los mercados electrónicos, los operadores generalmente se posicionan en una moneda específica. Con la esperanza de que haya un movimiento al alza y una fortaleza en la moneda que están comprando (o debilidad si están vendiendo) para que puedan obtener ganancias.