Conoce qué es la evaluación del riesgo de inversión

La evaluación del riesgo de inversión es una herramienta útil para muchos inversores que colocan una parte de sus carteras en valores extranjeros. Esta decisión implica un análisis de varios fondos mutuos, fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) u ofertas de acciones y bonos.

Sin embargo, los inversores a menudo descuidan un primer paso importante en el proceso de inversión internacional. La decisión de invertir en el extranjero debe comenzar por determinar el riesgo del clima de inversión en el país considerado.

El riesgo país se refiere a los riesgos económicos, políticos y comerciales que son exclusivos de un país específico. Y que pueden dar lugar a pérdidas de inversión inesperadas. Este artículo examina el concepto de la evaluación del riesgo y cómo puede ser analizado por los inversores.

¿Cómo opera la evaluación del riesgo de inversión?

En general, los países se clasifican en tres niveles de desarrollo: mercados fronterizos, emergentes y desarrollados, que se caracterizan por niveles decrecientes de riesgo en consecuencia.

El riesgo puede medirse utilizando diversas métricas y estudios, incluidas las calificaciones crediticias soberanas y los informes independientes de riesgo soberano.

Considere tres fuentes principales de riesgo al invertir en un país extranjero:

  • Riesgo económico. Este riesgo se refiere a la capacidad de un país para pagar sus deudas. Un país con finanzas estables y una economía más sólida debería proporcionar inversiones más confiables que un país con finanzas más débiles o una economía poco sólida. Como ya se menciona arriba, se deben analizar instrumentos de inversión y su factibilidad a implementar en una nación determinada.
  • Riesgo político. Este riesgo se refiere a las decisiones políticas tomadas dentro de un país que podrían resultar en una pérdida no anticipada para los inversores. El riesgo político a veces se conoce como la disposición de un país a pagar deudas o mantener un clima hospitalario para la inversión externa. Incluso si la economía de un país es fuerte, si el clima político es hostil (o se vuelve hostil), puede no ser un buen candidato para la inversión.
  • Riesgo soberano. Es el riesgo de que un banco central extranjero altere sus regulaciones cambiarias, reduciendo o anulando significativamente el valor de sus contratos de cambio. El análisis de los factores de riesgo soberano es beneficioso tanto para los inversores de renta variable como de renta fija. Pero quizás sea más directamente beneficioso para los inversores de renta fija.

Tipos de mercados para la inversión internacional

Existen tres tipos de mercados para inversiones internacionales:

Mercados desarrollados

Los mercados desarrollados consisten en las economías más grandes e industrializadas. Sus sistemas económicos están bien desarrollados. Son políticamente estables y el estado de derecho está bien arraigado.

Los mercados desarrollados generalmente se consideran los destinos de inversión más seguros, pero sus tasas de crecimiento económico a menudo siguen a las de los países en una etapa de desarrollo anterior.

El análisis de inversión de los mercados desarrollados generalmente se concentra en los ciclos económicos y de mercado actuales. Las consideraciones políticas son a menudo menos importantes. Ejemplos de mercados desarrollados incluyen Estados Unidos, Canadá, Francia, Japón y Australia.

Mercados emergentes

Los mercados emergentes experimentan una rápida industrialización y a menudo demuestran niveles extremadamente altos de crecimiento económico. Este fuerte crecimiento económico a veces puede traducirse en retornos de inversión que son superiores a los disponibles en los mercados desarrollados.

Sin embargo, invertir en mercados emergentes también es más riesgoso que los mercados desarrollados. A menudo hay más incertidumbre política en los mercados emergentes, y sus economías pueden ser más propensas a auges y caídas.

Además de evaluar cuidadosamente los fundamentos económicos y financieros de un mercado emergente, los inversores deben prestar mucha atención al clima político del país y al potencial de desarrollos políticos inesperados. Muchas de las economías de más rápido crecimiento en el mundo, incluidas China, India y Brasil, se consideran mercados emergentes.

Mercados fronterizos

Los mercados fronterizos representan “la próxima ola” de destinos de inversión. Estos mercados generalmente son más pequeños que los mercados emergentes tradicionales o se encuentran en países que imponen restricciones a la capacidad de inversión de los extranjeros.

Aunque los mercados fronterizos pueden ser excepcionalmente riesgosos y a menudo sufren de baja liquidez, también ofrecen el potencial de obtener rendimientos superiores al promedio con el tiempo.

Medición del riesgo

Al igual que las corporaciones en los Estados Unidos reciben calificaciones crediticias para determinar su capacidad de pagar su deuda, también lo hacen los países. Básicamente la evaluación del riesgo de inversión internacional se realiza a través de las calificadoras.

De hecho, prácticamente todos los países invertibles en el mundo reciben calificaciones de Moody’s, Standard & Poor’s (S&P) u otras agencias de calificación importantes.

Un país con una calificación crediticia más alta se considera una inversión más segura que un país con una calificación crediticia más baja. Examinar las calificaciones crediticias de un país es una excelente manera de comenzar a analizar una inversión potencial.