Conversaciones Financieras con tu Hijo ¡Lo que debes inculcarle!

Conversaciones Financieras
Conversaciones Financieras con tu hijo

Cuando se trata de cómo enseñar a tus hijos sobre el dinero, es difícil abordar el tema. Es desafortunado porque los expertos dicen que es importante tocar el tema del dinero con los niños a una edad temprana, pero es interesante (y preocupante) saber que los padres se sienten más cómodos al hablar sobre las drogas y el hábito de fumar, etc. Que de las finanzas familiares o las inversiones.

Entonces, ¿cómo abordar el tema financiero?

Por ello, aquí te mostraré algunas conversaciones financieras muy importantes que debes tener con tu hijo para iniciar la educación financiera a temprana edad. Esto, por supuesto, le ayudará en un futuro a saber controlar sus finanzas personales y también a evitar deudas o ser parte de las incomodas centrales de riesgo en Colombia.

1. Las personas ganan dinero en sus trabajos

Enseñar a los niños la importancia del trabajo duro es un tema muy importante. Se trata de criar niños que entienden que el dinero no crece en los árboles. Sabrás que tu hijo está listo para aprender lo que significa tener un trabajo cuando empiece a pedir dinero para comprar cosas que en realidad no necesite y que son más un lujo que una necesidad.  

  • El mejor enfoque: platícale cómo elegiste tu profesión, qué haces en tu trabajo y luego pregúntale qué le gustaría ser cuando sea mayor. Considera también pagarle a tu hijo dinero extra, más allá de su asignación para las tareas que realice relacionadas con esa carrera. Por ejemplo, si quiere ser veterinaria, ponlo (a) a cargo de sacar a pasear, bañar y alimentar al perro y darle un incentivo por esas tareas.

Necesitas un presupuesto si quieres comprar cosas

Una de las conversaciones financieras más populares es que muchos padres se olvidan de explicar a sus hijos qué se supone que deben hacer con el dinero una vez que se lo hayan ganado. Cuando eres un niño y te dan una suma de dinero, si nadie te enseña qué hacer con él, crecerás pensando que todo está destinado a ser gastado. ¡Y no, no es así!

  • Mejor enfoque: los niños de tan solo tres años pueden comenzar a recibir un subsidio, y con ese subsidio surge la idea de presupuestar y ahorrar. Este presupuesto se puede dividir en cuatro frascos transparentes (recuerda que el aspecto visual es importante para los niños), y sentarse en el día de la asignación con los frascos para repartir el dinero en un 10% para caridad, 30% dinero rápido, 30% para ahorros y 30% para ahorros a largo plazo.
  • Por ejemplo: Cuando estés en la tienda, haz que tu hijo señale los artículos que quiere, y coméntale que para las cosas menos costosas puede pagarlas con el dinero rápido, pero para las más caras, como una bicicleta o vídeo-juegos, tendrá que ahorrar para ellos usando sus ahorros a largo plazo.

Dar es muy importante

Si tu hijo tiene frascos de subsidio, sabrás que parte de su dinero debe destinarse a la caridad. Ahora solo tienes que elegir la organización benéfica y convertirla en un hábito. Una de las conversaciones financieras que mayor valor tienen a nivel personal.

  • Mejor enfoque: retribuir es una parte importante de la vida, pero el concepto puede tardar un poco en acostumbrar a los niños pequeños. La forma más fácil de ayudar a tu hijo a entender por qué es tan importante es involucrarlo primero de manera que pueda ver cómo está haciendo una diferencia, por ejemplo, hacerlo parte de la tarea de clasificar la ropa para las personas sin hogar.  Hablar sobre caridad es una conversación financiera que sin duda logra fomentar buenos hábitos financieros y es el principio de fomentar adultos conscientes y caritativos.

Por sencillas que parezcan, estas conversaciones financieras son importantes para fomentar hábitos sobre el dinero y ahorro a tus hijos desde una temprana edad, además estarás formando adultos responsables y conscientes de sus finanzas personales. El dinero y la familia son elementos que deben ser un trabajo en equipo.