Cómo hablar con tu Pareja sobre el dinero

Hablar de dinero en pareja
Finanzas en pareja

¿Cómo puedes superar la ansiedad que provoca hablar de dinero con tu pareja? Mejora la comunicación financiera entre tu ser amado y tú siguiendo algunas de estas recomendaciones que te ayudarán a abrir las líneas de comunicación con tu pareja.

Una palabra lo resume: desconectado. Así es como la mayoría de las parejas se relacionan entre sí cuando se trata de sus finanzas. En el fondo, nuestra desconexión se debe a que estamos demasiado asustados para comunicarnos nuestras parejas acerca de las finanzas. Tenemos tanto miedo de ser juzgados o criticados por nuestros hábitos de gasto que nos callamos en lugar de discutir el tema.

Entonces, ¿qué puede hacer usted al respecto? ¿Cómo hablar con tu Pareja sobre el dinero? Descúbrelo, aquí…

1. Mantén la calma

Si descubres verdades desagradables sobre los gastos de tu cónyuge como un gran adeudo con una tarjeta de crédito, puede ser tentador confrontarlos de inmediato. Pero nunca digas esto: “¡Revisé los estados de cuenta de la tarjeta de crédito y no puedo creer que gastes tanto en cosas que ni siquiera necesitamos!” Poner a prueba a tu compañero de vida solo lo pondrá a la defensiva, y es muy poco probable que escuche alguna de tus sugerencias.

En su lugar, tómate un tiempo para relajarte. Si te enteras de que tu pareja está acumulando deudas en tu tarjeta de crédito, aplica la regla de las 24 horas, es decir, espera al menos 24 horas antes de comentar algo sobre el problema.

Este período de enfriamiento te ayudará a ser más sensato cuando te acerques a tocar el tema, lo que hace que sea más probable que tus comentarios sean escuchados y considerados. ¡Cuando de finanzas y dinero en pareja se trata hay que mesurar los comentarios!

2. Predica con el ejemplo

Es difícil hablar sobre tus finanzas, especialmente si has ocultado en secreto algunos de tus errores. Pero todos sabemos que limpiar y sacarlo todo del pecho es esencial para avanzar en cualquier esfuerzo, especialmente en las finanzas. Recuerda, todos cometemos errores especialmente cuando se trata de dinero. Somos humanos y como dijo Bruce Lee: “Los errores siempre son perdonables, si uno tiene el coraje de admitirlos”. Una vez que reúnas la fuerza para revelar tus secretos internos de gasto, intenta decir algo como: “Cometí un error. Lo siento y espero que puedas perdonarme. Quiero cambiar la forma en que manejo las finanzas”.

Si tu pareja percibe tu sinceridad, es muy probable que hagan algo más que aceptar su disculpa; puede devolverte el favor compartiendo sus propios secretos de gastos. Y es aquí donde comenzará a fluir la conversación con tu Pareja sobre el dinero.

3. Haz un nuevo comienzo

Independientemente de si tú o tu pareja hicieron la compra, debes aceptar este hecho: el dinero ya gastado no regresará no importa cuánto te arrepientas. Si te enfocas únicamente en los errores financieros, no podrás avanzar e identificar los próximos pasos positivos.

En su lugar, empodérate. Cambia tu percepción de ti mismo o de tu pareja, del villano de ayer al héroe financiero del mañana. Ten la capacidad de que es posible tomar el control. Tú y tu compañero tienen el poder de cambiar la forma en que perciben y manejan sus finanzas.

4. Crear un presupuesto unificador.

Una vez que estés listo para desarrollar una nueva estrategia de presupuesto con tu amado, estarás bien encaminado hacia una vida financiera feliz. Pero es importante que elijas la estrategia correcta. Comenten entre ustedes cuáles son sus prioridades financieras y asegúrense de escucharse mutuamente. Deben aprender a sentarse uno al lado del otro, no al otro lado de la mesa. Ten en cuenta que debe haber flexibilidad en el presupuesto y que nadie cambia su comportamiento financiero de la noche a la mañana.

Limpiar las líneas de comunicación no siempre es fácil. Pero es un paso esencial en la construcción de una asociación sólida y conectada. Se honesto acerca de tus fallas financieras, recuerda que ambos pueden cambiar sus percepciones de dinero para convertirse en un equipo más fuerte y fiscalmente responsable. ¡La unión hace la fuerza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *