cómo lograr inteligencia financiera
Mejorar hábitos para lograr inteligencia financiera

El factor de inteligencia financiera es el estado mental, que viene de ser de cierta manera y de hacer ciertas cosas que atraen riqueza y abundancia a tu vida.

Dentro de este post, analizaremos estrategias y técnicas financieras que te ayudarán a avanzar hacia la libertad financiera.

La mentalidad de los financieramente inteligentes

Hay ciertas acciones específicas que los administradores de dinero competentes toman para construir grandes cantidades de riqueza y abundancia financiera.

Esto naturalmente conduce a una comprensión de las diferencias entre las mentalidades de los exitosos financiera mente y los pobres económicamente de este mundo. ¡La clave es la inteligencia financiera!

Nuestro éxito financiero está muy gobernado por las creencias subyacentes que tenemos sobre el dinero. La premisa es que, si continuamos manteniendo creencias limitantes sobre el dinero, también continuaremos sufriendo las consecuencias de mantener estas fuerzas de auto sabotaje que nos impedirán alcanzar los pilares de ser financieramente independiente.

Características del administrador de dinero competente

Esta lista de características de aquellos que tienen un historial comprobado de ganar grandes cantidades de dinero.

Tienen plan de acción

Las personas financieramente inteligentes crean un plan de acción financiero integral que administran e implementan diariamente.

Ahorra el 10% de los ingresos

Las personas con inteligencia financiera consistentemente ahorran al menos el 10% de sus ingresos obtenidos y lo utilizan para fines de inversión o acumulan su dinero para obtener ganancias a largo plazo.

Minimiza las responsabilidades de compra

Las personas financieramente inteligentes entienden la carga de los pasivos y cómo esto puede afectar su riqueza a largo plazo. Por lo tanto, minimizan los pasivos de compra.

Establecen metas de dinero a largo y corto plazo

Las metas monetarias funcionan de la mano con un plan de acción efectivo. Las metas les brindan a estas personas objetivos a corto y largo plazo que los mantienen enfocados y motivados a lo largo del día.

Estratégicamente gasta dinero

Todas y cada una de las compras que hacen las personas con inteligencia financiera son pensadas cuidadosamente.

Los administradores de grandes cantidades de dinero comprenden las consecuencias a largo plazo de tomar incluso las decisiones de compra más pequeñas.

Saben que una acumulación de decisiones de compras pequeñas, aparentemente insignificantes, generalmente resultará en consecuencias a largo plazo que aumentarán su deuda o les brindarán oportunidades para obtener ganancias.

Buscan asesoramiento financiero profesional

Las personas con inteligencia financiera entienden que no lo saben todo. Por lo tanto, buscan el asesoramiento profesional de expertos que tienen una larga historia de éxito financiero.

Interactúan con gerentes de dinero exitosos

Para convertirse en un gran administrador de dinero, uno debe aprender a absorber las características, los hábitos y los rituales diarios de quienes han tenido éxito antes que ellos.

Por esta razón, los administradores de dinero competentes interactúan y socializan con los administradores de dinero exitosos.

Entienden que a través de cada interacción obtendrán conocimientos y conocimientos más profundos que podrían ser críticos para su próxima decisión financiera importante.

Siguen aprendiendo nuevas estrategias de dinero

Las personas financieramente inteligentes simplemente nunca dejan de aprender sobre el dinero, las finanzas, las inversiones, las propiedades, las acciones, etc. Para ellos, el dinero es tan natural como respirar.

En cada momento del día escuchan un programa de audio sobre la riqueza, leen un libro, hablan con otros sobre dinero, asisten a un seminario financiero, leen la sección de finanzas del periódico y más.

El dinero es una forma de vida, por lo que son financieramente exitosos.

Evita a toda costa ser un deudor por no pagar tus responsabilidades. Lograr desarrollar inteligencia financiera está íntimamente conectada con hábitos y una actitud positiva que nos motivan a cumplir nuestros sueños y metas a corto, mediano y largo plazo.