8 Maneras de Ahorrar Dinero en la Universidad

Ahorro en universitarios
Ahorrar en la universidad

Ganar dinero se ha convertido en una parte esencial de la vida estudiantil, ya que aumenta la necesidad de ingresos adicionales para cubrir algunos gastos extras que provoca la escuela, sin embargo, mejorar los ingresos económicos no siempre consiste en buscar alternativas para aumentarlo, sino también de encontrar maneras de ahorrar dinero en la universidad.

Es por ello que aquí hay una recopilación de algunas de las mejores maneras en la que los estudiantes pueden recortar sus gastos mensuales.

1. Elaborar un presupuesto estudiantil

Puede sonar un poco aburrido y largo, ya que la mayoría de los estudiantes temen analizar en qué se gastan realmente su dinero. Pero elaborar un presupuesto estudiantil es el mejor comienzo que puede hacer para ahorrar dinero en la universidad.  Puedes entrar en los detalles que desees y revisar concienzudamente en dónde estás perdiendo dinero. Después de esto, depende de ti tapar estos agujeros que gotean.

2. Encuentra descuentos para estudiantes.

Uno de los mejores beneficios de la vida estudiantil es, sin duda, los descuentos para estudiantes. Afortunadamente hay muchos programas que grandes compañías crean para que los jóvenes tengan la oportunidad de adquirir ciertos beneficios como ir al cine, comprar ropa a meses, etc. Sin embargo, sobre este punto también es importante que no se dejen llevar por las ofertas y comiencen a gastar en dinero que no tienen y por ende evitarán las deudas y en un futuro estar dentro de una central de riesgos que sin duda afectará tu historial crediticio.

3. Utilizar sitios de comparación

Hay una cosa asombrosa por ahí llamada Internet y deberías usarla en todo su potencial al buscar formas de ahorrar dinero en la universidad. Hay muchos sitios de comparación de precios donde puedes cotejar el costo de todo tipo de artículos en diferentes tiendas minoristas. Es tan fácil, no hay excusa para no ahorrar dinero de esta manera.

4. Permitir un período de enfriamiento

Las compras impulsivas son algo que todos sufren. Si tú eres susceptible, entonces necesitas trabajar en algunas tácticas para reducir estos gastos excesivos. Una táctica simple es simplemente pensarlo dos veces antes de actuar. Tómate un tiempo antes de realizar grandes compras para decidir si realmente lo deseas. Si lo dejas por un par de días y aún encuentras que te falta en la vida, lo más probable es que sea una buena compra. Esto también no solo beneficiará tus finanzas como estudiante sino también las finanzas de tu familia.

5. Regatear

Ahorrar dinero en la universidad no es una tarea fácil sin embargo con un par de secretos y disciplina se puede lograr. Regatear es un practica que no se recomienda del todo sin embargo cuando eres estudiante se vale realizarlo. ¡Venga, inténtalo! La prisa por lograr un descuento en cualquier compra es insuperable para los ahorradores de dinero que hay. Puede que te sorprenda de los descuentos que puedes obtener al regatear, especialmente en cosas que son más un lujo que una necesidad.

6. Trabaja donde compras

La mayoría de los empleadores, especialmente en la industria minorista, ofrecen tarjetas de descuento a sus empleados. ¿Por qué no duplicar tu trabajo de estudiante con un descuento del personal, trabajando en un lugar donde te encanta comprar?

7. Llevar un almuerzo a la universidad

Los cafés y pequeños restaurantes universitarios pueden ser más baratos que la mayoría, pero aun así es generalmente más barato preparar tu propia comida. Haz el esfuerzo de levantarte temprano todos los días antes de la universidad para prepararte un sabroso almuerzo para llevar. Puede que no parezca mucho, pero los ahorros durante todo el año hablarán por sí mismos. Esta técnica es una de las más efectivas para ahorrar dinero en la universidad.

8. Recorta tus servicios

Ahorra dinero y beneficia al medio ambiente al mismo tiempo reduciendo tu consumo de electricidad y gas. No hace falta decirlo, pero siempre asegúrate de que las luces estén apagadas durante el día y que las cosas como tu televisor no queden en esperar. Además, evita el uso de calentadores o aires acondicionados.

Ahorrar dinero para la universidad consiste en tener ese estado mental y pensar en todas las compras que estás haciendo tendrán una repercusión en tu bolsillo. Siempre piensa en dónde puedes recortar y tratar de ser lo más creativo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *