Consejos para Administrar las Finanzas Familiares

Cómo administrar las finanzas familiares
Administra las finanzas familiares

Las finanzas familiares deberían ser un tema que involucre a todos los miembros de la familia con el objetivo de cuidar y distribuir mejor el ingreso y egreso de la casa.

Además, saber administrar las finanzas logrará evitar el estrés por dinero. A continuación, algunos consejos básicos pero claves para lograr la estabilidad.

GASTA MENOS DE LO QUE GANAS

Para nadie es un secreto que para avanzar financieramente debes gastar menos de lo que ganas. Con la llegada de las tarjetas de crédito, líneas de crédito y préstamos de tiendas sin intereses, nunca había sido tan fácil gastar el dinero que aún no has ganado.

En lo personal, me considero fanática de gastar únicamente de lo que dispones y no dejarse llevar por la publicidad y ofertas asombrosas que suelen afectar a a mi bolsillo. Este consejo sin duda es clave para unas finanzas familiares saludables.

¡CONOCE TUS NÚMEROS!

No puedes manejar lo que no mides. Para establecer el punto 1, necesitas saber lo que realmente estás gastando. Muy pocas personas pueden decir con confianza cuánto están gastando en comestibles, bebidas o entretenimiento en general.

Usar una hoja de cálculo o una de las muchas Apps sobre finanzas para comenzar a medir tus gastos puede ser una gran alternativa.

Pruébalo durante un mes para controlar lo que estás gastando. ¡Puede que te sorprendas con los resultados!

DETERMINACIÓN

Cuando te enfrentes a una decisión sobre un artículo de alto costo, es prudente darse tiempo y espacio para pensar.

A menudo nos inclinamos a gastar más cuando estamos emocionados. Eliminar la emoción y pensar con la cabeza clara te da la oportunidad de considerar si realmente necesitas el artículo que estás comprando.

Entonces, la próxima vez que estés a punto de comprar ese auto nuevo, un vestido caro o una sala de estar, ¡Tómate una noche para determinar y pensarlo muy bien! Esto porque esta decisión afectará de manera directa a tus finanzas familiares.

NO COMPRES COSAS QUE NO PUEDAS PAGAR.

Si la única forma de comprar un artículo es mediante una tarjeta de crédito o una oferta sin intereses, es probable que esa sea una buena señal de que no puedes pagarla. Las ofertas sin intereses solo retrasan el dolor.

Es mejor hacerle a la antigüita, es decir, esperar hasta que hayas guardado la cantidad requerida para realizar la compra y de esta manera tus finanzas no se verán afectadas.

CUIDADO CON LA INFIDELIDAD FINANCIERA

El principio de “no preguntes, no digas” no es un buen enfoque para seguir cuando se trata de gastar dinero y manejar las finanzas familiares.

Es probable que no sea la mejor manera de fomentar la confianza en una relación. Mantener a tu pareja en la oscuridad con respecto a ese costoso par de zapatos o no contarle a tu esposa de determinada transacción, son las primeras señales de una infidelidad financiera.

La mejor manera de saber cómo manejar el dinero en pareja, es fomentar la confianza mutua y la toma de decisiones en común por el bien de sus bolsillos.

Estos hábitos por sencillos que parezcan pueden lograr una gran diferencia por el hecho de que logran incitarte a dar el primer paso para unas finanzas familiares saludables, después te darán la motivación de querer seguir mejorando por el bien de la familia.